23 películas de terror populares: De Murnau a Ari Aster

Ver una selección de películas independientes y de culto

Vea cientos de películas independientes y de arte y ensayo, películas de culto y documentales cuidadosamente seleccionados de todo el mundo con una única suscripción, en cualquier dispositivo. Sin límites, sin anuncios.

Índice

El género de terror popular es un subgénero del terror con profundas raíces en la historia del cine. Caracterizado por los escenarios rurales, la mitología local y una sensación de oscuridad ancestral, el terror popular ha creado algunas de las obras cinematográficas más evocadoras de todos los tiempos. Este artículo explorará la evolución del cine de terror popular, los directores que han contribuido a definirlo y sus influencias duraderas.

Las raíces del terror popular

folk-horror

El terror popular tiene su origen en el cine expresionista alemán de los años veinte. La obra maestra muda de F.W. Murnau, Nosferatu (1922), es un ejemplo temprano de la atmósfera espeluznante y el entorno rural que más tarde se reflejarían en muchas películas de terror populares. La obra de Murnau también introdujo el concepto de «monstruo» que, a diferencia de los urbanos, tenía raíces más profundas en la tradición y la naturaleza.

Subscribe

La edad de oro del terror popular

Los años sesenta y setenta fueron la edad de oro del folk horror. Directores como Robin Hardy y su The Wicker Man (1973) llevaron el género a la cima de su popularidad. La película explora el conflicto entre el cristianismo y las antiguas creencias paganas en una remota isla escocesa, culminando con una conclusión icónica. En esta época también se rodó el clásico Witchfinder General (1968), de Michael Reeves, basado en la historia real de Matthew Hopkins, un cazador de brujas del siglo XVII.

Catalogo

La influencia del terror popular británico

Gran Bretaña ha sido un semillero de producción de folk horror. El país ha proporcionado un terreno fértil para las historias basadas en el campo y sus leyendas. Películas como Un campo en Inglaterra (2013), de Ben Wheatley, y Kill List (2011), de Wheatley, son ejemplos contemporáneos del atractivo continuado del terror popular británico. Estas películas mezclan elementos de realismo mágico, ocultismo y terror rural para crear una experiencia única.

El terror popular también ha influido en otros medios de comunicación, como la televisión. La serie británica Children of the Stones (1977) es un ejemplo notable de cómo el género ha dejado su huella en la pequeña pantalla. La trama sigue a una familia que se traslada a un pueblo inglés aparentemente tranquilo, pero que en realidad está gobernado por fuerzas antiguas y oscuras.

El avance del horror popular moderno

nuevas-películas-de-horror

El terror popular sigue vivo en el cine moderno. Directores como Ari Aster han llevado el género a nuevas cotas con películas como Midsommar (2019), que transcurre durante un festival pagano sueco. La película capta a la perfección la atmósfera inquietante y el aislamiento típicos del terror folclórico, al tiempo que explora la psicología de los personajes en un contexto folclórico.

El futuro del terror popular

El horror popular está destinado a seguir evolucionando. Los directores siguen encontrando nuevas formas de reinterpretar viejas leyendas y miedos rurales en un entorno contemporáneo. El género sigue siendo una fuerza poderosa en el terror cinematográfico y continúa asustando y fascinando al público de todo el mundo.

El terror popular representa una parte importante de la historia del cine de terror. Desde sus humildes comienzos en el cine expresionista alemán hasta los innovadores experimentos de los directores modernos, el género no ha dejado de ofrecer al público una visión única del terror, arraigada en la tradición y la naturaleza humana. Con su mezcla de mitología local, paisajes rurales y terror ancestral, el terror popular sigue siendo un género cinematográfico perdurable.

cult-movie

Las películas de terror populares que no debe perderse

El gabinete del Dr. Caligari (1920)

«El gabinete del Dr. Caligari» es una película muda alemana de 1920 dirigida por Robert Wiene. A menudo se considera un icono del cine expresionista alemán, un movimiento cinematográfico caracterizado por un enfoque muy estilizado y cargado de emoción de la narración visual. Sin embargo, también puede asociarse al género del «terror popular» por algunos de sus elementos temáticos y atmosféricos.

La historia se desarrolla en una pequeña ciudad alemana y gira en torno al Dr. Caligari, un médico aparentemente respetable pero misterioso. El Dr. Caligari viaja con una exposición de sonambulismo, protagonizada por un sonámbulo llamado Cesare. Sin embargo, bajo esta apariencia de normalidad se esconde un secreto aterrador: el Dr. Caligari utiliza al sonámbulo para cometer una serie de brutales asesinatos mientras duerme, actuando como un malévolo titiritero que controla a su víctima.

Lo que hace único a «El gabinete del Dr. Caligari» es su extraordinario estilo visual. Los decorados de la película se caracterizan por ángulos agudos, líneas curvas exageradas y entornos distorsionados que crean una atmósfera onírica e inquietante. Este diseño visual refleja el caos mental de los personajes y su percepción alterada de la realidad, elementos habituales en las películas de «terror popular».

Además, la película es famosa por su ambigüedad narrativa. La historia se presenta a través de la perspectiva de un narrador poco fiable, que desafía constantemente la comprensión del público de lo que es real y lo que es imaginario, una característica a menudo vista en las películas de «terror popular». En última instancia, la película ofrece un giro final que cambia por completo la percepción de los acontecimientos descritos.

«El gabinete del Dr. Caligari» es una película muy influyente en la historia del cine, conocida por su innovación visual, su intrincada narrativa y su impacto duradero en el arte cinematográfico, lo que la convierte en precursora del género de «terror popular».

Nosferatu (1922)

«Nosferatu» es una película muda alemana de 1922 dirigida por F.W. Murnau, conocida por el mismo título tanto en italiano como en inglés. Esta película puede asociarse al género del «terror popular» por algunos de sus elementos temáticos y atmosféricos.

La trama de la película sigue la historia de Thomas Hutter, un joven agente inmobiliario que es enviado a Transilvania por su jefe para cerrar un trato con el misterioso Conde Orlok, una versión no oficial de Drácula. Cuando Hutter viaja al castillo de Orlok, descubre de forma inquietante que el conde es, de hecho, un vampiro que se alimenta de sangre humana. La película se desarrolla como un thriller de terror mientras Hutter intenta escapar del castillo y del terror del vampiro.

«Nosferatu» es conocida por su atmósfera inquietante y perturbadora, lograda a través de evocadores decorados y una impresionante fotografía en blanco y negro. La interpretación de Max Schreck del Conde Orlok es especialmente icónica, con su aspecto espectral y sus movimientos siniestros.

Esta película está considerada una de las primeras obras maestras del género de terror y ha tenido una influencia duradera en el género. Su atmósfera ominosa y la caracterización del vampiro han influido en numerosas películas posteriores dedicadas a los muertos vivientes, contribuyendo al desarrollo del género de «terror popular» a lo largo de los años.

Faust (1926)

«Faust» (1926) es una película muda alemana dirigida por F.W. Murnau, conocida por el mismo título tanto en italiano como en inglés. Esta película puede asociarse al género del «terror popular» por algunos de sus elementos temáticos y atmosféricos.

La trama sigue la historia de Heinrich Faust, un anciano insatisfecho con su vida y ávido de conocimiento y poder. Faust hace un pacto con el diablo, Mefistófeles, para obtener la eterna juventud y un poder sobrenatural a cambio de su alma. La trama representa una lucha épica entre el bien y el mal a medida que Fausto experimenta la riqueza, el amor y la magia, pero en última instancia debe enfrentarse a las consecuencias de su pacto con el diablo.

«Faust» es conocida por su extraordinaria cinematografía, sus innovadores efectos especiales y una narración visualmente impactante, elementos que suelen encontrarse en las películas de «terror popular». La interpretación del diablo por Emil Jannings es especialmente memorable.

Esta película está considerada una de las obras maestras del cine mudo y contribuyó a consolidar la reputación de F.W. Murnau como director de gran talento en el género del «terror popular».

La caída de la casa Usher (1928)

«La caída de la casa Usher» (1928) es una película muda dirigida por Jean Epstein. Esta película puede asociarse al género del «terror popular» por algunos de sus elementos temáticos y atmosféricos.

La trama sigue a un narrador sin nombre que visita la antigua Casa Usher, una familia asolada por una serie de tragedias y una misteriosa maldición. La propia residencia parece un organismo vivo y en descomposición, con paredes que se desmoronan y una abrumadora sensación de pavor. La película capta el descenso a la locura y el horror mientras el narrador intenta descubrir los oscuros secretos de los Usher y su conexión con la casa.

«La caída de la casa Usher» es conocida por su impresionante fotografía y su atmósfera opresiva, elementos que suelen encontrarse en las películas de «terror popular». El director Jean Epstein emplea técnicas visuales evocadoras para captar la desintegración psicológica de los personajes y la creciente sensación de angustia.

La película está considerada un clásico del cine expresionista y una importante contribución a la adaptación cinematográfica de la obra de Edgar Allan Poe en el género del «terror popular».

Vampyr (1932)

«Vampyr» es una película de 1932 dirigida por el cineasta danés Carl Theodor Dreyer, conocida por el mismo título tanto en italiano como en inglés. Esta película puede asociarse al género del «terror popular» por algunos de sus elementos temáticos y atmosféricos.

La trama sigue la historia de Allan Gray, un viajero que se encuentra en un pueblo misterioso y aislado. Gray empieza a sospechar que el pueblo está afectado por una serie de sucesos sobrenaturales, entre ellos vampiros que vagan por la noche. La película es conocida por su atmósfera onírica y surrealista, elementos habituales en las películas de «terror popular», y por el uso de efectos especiales innovadores para su época.

«Vampyr» destaca por su narrativa no lineal y por el hecho de que gran parte de la historia se transmite mediante el uso de imágenes evocadoras y simbólicas en lugar de a través de diálogos explícitos, una característica frecuente en las películas de «terror popular». Este estilo narrativo contribuye a crear una atmósfera de misterio y terror.

La película está considerada un clásico del cine de arte y ensayo, con una fuerte influencia en el género de terror y una apreciación por su capacidad de crear una experiencia cinematográfica única e inquietante en el contexto del «horror popular».

La lujuria del vampiro (1957)

«La lujuria del vampiro» es una película británica de terror de 1957 que puede asociarse al subgénero del folk horror. Aunque el término «terror popular» se asocia más comúnmente con el cine y las obras narrativas de los años sesenta y setenta, algunas de las características de este género emergen en «I Vampiri».

La película presenta elementos clave del terror popular, como un lugar aislado, creencias populares rurales y una presencia sobrenatural que se mezcla con el mundo campesino. La historia sigue a una joven que hereda una finca rural en Francia y se ve envuelta en una serie de sucesos misteriosos y sobrenaturales. El pueblo circundante está impregnado de supersticiones y temores relacionados con criaturas parecidas a los vampiros.

Si bien «I Vampiri» no puede considerarse una de las pioneras del género de terror popular, comparte algunos de los temas y atmósferas típicos de este estilo cinematográfico que más tarde se desarrollarían más plenamente en películas como «The Wicker Man» (1973) y «Witchfinder General» (1968). La película incorpora elementos tradicionales y rurales a su contexto narrativo, creando una sensación de aislamiento y tensión basada en antiguas creencias populares.

Por lo tanto, aunque «I Vampiri» no sea un ejemplo clásico del género de terror popular, sigue mostrando elementos que pueden vincularse a este subgénero cinematográfico.

Domingo negro (1960)

«Domingo negro» es una película de terror italiana de 1960 dirigida por Mario Bava. La película suele considerarse precursora del género de terror popular, ya que incorpora elementos del folclore y las supersticiones locales a una trama centrada en una maldición familiar y fuerzas sobrenaturales.

La historia se sitúa en la Moldavia del siglo XVII y sigue la historia de la bruja vampiro Asa Vajda y su amante Javuto, condenados a muerte y sometidos a una brutal ejecución por sus oscuras prácticas. Sin embargo, antes de morir, Asa lanza una maldición sobre la familia que la persiguió y jura vengarse. Dos siglos después, los descendientes de la familia Vajda despiertan accidentalmente a la bruja, desencadenando una serie de acontecimientos sobrenaturales.

La película es conocida por su atmósfera gótica, sus evocadores decorados y sus secuencias de terror visualmente intensas. «La maschera del demonio» contribuyó a consolidar la reputación de Mario Bava como uno de los maestros del terror italiano e influyó significativamente en el género de terror popular con su representación de antiguas maldiciones y criaturas oscuras.

Black Sabbath (1963)

«Black Sabbath» es una película de terror italiana de 1963 dirigida por Mario Bava. Esta película representa un ejemplo del cine de terror italiano de su época y consta de tres segmentos distintos, cada uno de los cuales ofrece una historia de terror diferente.

El primer segmento, titulado «El teléfono», sigue a una mujer aterrorizada por las amenazas de un misterioso comunicante. El segundo segmento, «I Wurdulak», se basa en un relato de León Tolstoi y gira en torno a un grupo de cazadores de vampiros que deben enfrentarse al regreso de un peligroso Wurdulak. El tercer segmento, «La gota de agua», sigue a una mujer que roba un anillo a un cadáver y experimenta una serie de inquietantes sucesos sobrenaturales.

Aunque «I tre volti della paura» no se clasifica tradicionalmente como película de terror popular, contiene elementos que recurren al folclore y las supersticiones locales. El segmento «I Wurdulak», por ejemplo, explora el tema de los vampiros en el contexto de las tradiciones populares de Europa del Este. Estos elementos folclóricos contribuyen a crear una sensación de terror ligada a creencias y leyendas populares.

Por lo tanto, aunque la película no sea un ejemplo típico de terror popular, presenta elementos folclóricos que añaden profundidad a su narrativa de terror.

Subscribe

El tercer ojo (1966)

«El tercer ojo» es una película india de 1966 dirigida por Chetan Anand. Esta película suele considerarse un ejemplo de terror popular en el contexto indio, ya que incorpora elementos de la mitología y la superstición locales en una trama que explora lo paranormal y lo oculto.

La historia sigue a un director de documentales que decide hacer una película sobre las creencias y rituales relacionados con la reencarnación. Durante el rodaje, el protagonista y su equipo se topan con sucesos sobrenaturales y presencias misteriosas que desafían su racionalidad y revelan la presencia de fuerzas oscuras y creencias ancestrales.

«El tercer ojo» es conocida por su inquietante atmósfera y el uso de paisajes rurales y lugares remotos de la India como telón de fondo de su narración. Esta película es significativa para el cine indio, ya que contribuyó a introducir elementos del terror popular en el contexto del cine subcontinental.

El bebé de Rosemary (1968)

«El bebé de Rosemary» es una película de terror de 1968 dirigida por Roman Polanski. La película es conocida por su atmósfera de suspense y terror psicológico más que por ser una película de terror folclórico. La trama sigue a la joven Rosemary Woodhouse, interpretada por Mia Farrow, y a su marido Guy, que se mudan a un edificio histórico de Nueva York. Rosemary se queda embarazada, pero empieza a sospechar que en torno a su embarazo hay fuerzas oscuras y siniestras que implican a sus vecinos.

«El bebé de Rosemary» es conocida por su ritmo lento, su creciente suspense y la interpretación de Mia Farrow como una mujer que se enfrenta a crecientes sospechas y paranoia. La película ha influido en el género de terror psicológico, pero no suele considerarse un ejemplo de terror popular, que suele centrarse más en el folclore, las tradiciones rurales y las supersticiones locales.

El pájaro del plumaje de cristal (1970)

«El pájaro de la pluma de cristal» es una película giallo italiana de 1970 dirigida por Dario Argento, considerada una de las obras maestras del director. La película se distingue por su inconfundible estilo visual y la icónica partitura de Ennio Morricone.

La trama sigue a Sam Dalmas, un americano de visita en Roma, que se ve envuelto sin querer en una serie de misteriosos asesinatos. Mientras observa arte moderno en una galería, presencia un intento de asesinato y queda atrapado entre las puertas de cristal. Este suceso le involucra inesperadamente en las investigaciones sobre la serie de asesinatos, ya que trata de descubrir la identidad del asesino. A lo largo de la película, Sam colabora con un periodista y se embarca en una peligrosa investigación que le acerca a la verdad.

La película es conocida por su uso creativo de la cinematografía, con escenas clave rodadas con efectos visuales únicos que acentúan el horror y la tensión. La partitura de Morricone añade un elemento de suspense y misterio a la narración. «El pájaro de cristal» ha influido en el género giallo y ha contribuido a definir el estilo distintivo de Argento como director de thrillers y terror.

No tortures a un patito (1972)

«Non si sevizia un paperino», también conocida como «No tortures a un patito» en su título en inglés, es una película italiana de 1972 dirigida por Lucio Fulci. El título italiano de la película puede parecer engañoso, pero el filme es conocido por ser un thriller psicológico y de terror más que uno en el que intervengan patos o patitos. La película se centra en una serie de asesinatos en un pequeño pueblo rural del sur de Italia y puede asociarse al género giallo italiano, conocido por sus intrincados misterios y atmósferas oscuras.

La trama sigue a un periodista y a un investigador privado que intentan resolver una serie de asesinatos de niños en una comunidad aislada. A medida que se desarrolla la investigación, salen a la luz oscuros secretos, supersticiones locales y tensiones sociales. La película explora temas como la violencia, la superstición y la reacción de la comunidad ante los horribles crímenes que se producen.

«No tortures a un patito» es conocida por su tono oscuro y controvertido y por cómo aborda temas complejos. Es un ejemplo del cine italiano de la época que desafiaba las convenciones y abordaba temas sociales a través del género de terror.

No mires ahora (1973)

«No mires ahora» es una película de 1973 dirigida por Nicolas Roeg. Esta película es un ejemplo significativo de cine psicológico y de terror, más que una película de terror costumbrista. La trama sigue a una pareja estadounidense, interpretada por Donald Sutherland y Julie Christie, que se traslada a Venecia tras la trágica muerte de su hija. Durante su estancia en la ciudad, comienzan a experimentar sucesos paranormales y visiones inquietantes, lo que crea una creciente sensación de terror.

«Don’t Look Now» es conocida por su peculiar estilo visual y el uso creativo del montaje para transmitir una narrativa no lineal. La película ha sido elogiada por su atmósfera inquietante y su retrato de la ambigüedad entre realidad e imaginación.

Aunque la película explora temas como el dolor, la pérdida y la angustia, no se suele clasificar como terror popular, que suele incluir temas relacionados con el folclore, las tradiciones rurales y las supersticiones locales.

The Omen (1976)

«The Omen», dirigida por Richard Donner, es una película de terror de 1976. La película es conocida por su trama con elementos sobrenaturales, pero no entra en la categoría de terror popular. La historia sigue a Robert Thorn, un embajador americano interpretado por Gregory Peck, y su esposa Katherine, interpretada por Lee Remick, que adoptan un niño después de que su hijo biológico muera durante el parto. El hijo adoptivo, Damien, es criado como su legítimo heredero. Sin embargo, a medida que Damien crece, surgen signos inquietantes que sugieren que el niño puede estar relacionado con sucesos siniestros y mortales que ocurren a su alrededor.

«The Omen» es famosa por su atmósfera ominosa y el retrato del mal encarnado a través del joven Damien. La película aborda temas como la superstición, la religión y la lucha entre el bien y el mal. La banda sonora de Jerry Goldsmith contribuye significativamente a mantener la tensión durante toda la película.

El éxito de «The Omen» dio lugar a una serie de secuelas y remakes, pero la película original sigue siendo un hito del cine de terror y sobrenatural.

Catalogo

Cannibal Holocaust (1980)

«Cannibal Holocaust» es una controvertida película italiana de 1980 dirigida por Ruggero Deodato. Esta película es conocida como uno de los primeros ejemplos del género de terror caníbal. La trama sigue a un profesor universitario que se adentra en la selva amazónica en busca de un equipo de documentalistas desaparecidos que intentaban rodar un documental sobre tribus caníbales. Durante su búsqueda, descubre imágenes brutales y perturbadoras que revelan los horrores cometidos por la tripulación desaparecida.

La película es famosa por su representación extremadamente gráfica y controvertida de la violencia, la tortura y el canibalismo, que provocó una fuerte censura e incluso la detención del director. La polémica en torno a la película se centró en su autenticidad, ya que algunos creyeron inicialmente que las escenas del asesinato eran reales. Sin embargo, el director tuvo que demostrar que los actores estaban vivos.

«Cannibal Holocaust» es una película muy controvertida y debatida que ha suscitado debates sobre la violencia en el cine y la responsabilidad de los directores al utilizar este tipo de imágenes. Es conocida por su impacto y por abrir debates sobre la censura cinematográfica y la ética de la representación de la violencia en la cultura popular.

En la boca de la locura (1994)

«En la boca de la locura» es una película de terror de 1994 dirigida por John Carpenter. Esta película es conocida como una de las obras significativas del director en el género de terror y psicológico.

La trama sigue a un investigador de seguros, interpretado por Sam Neill, al que se le encarga investigar la desaparición de un famoso novelista de terror, Sutter Cane. Cane es conocido por sus novelas inquietantes, y su última obra parece tener un efecto extraño y desestabilizador en los lectores. Durante su investigación, el investigador descubre que las historias de Cane tienen una conexión con un pueblo aparentemente inexistente, Hobb’s End, que sólo existe en las novelas de Cane. El investigador se ve atrapado en una espiral de locura mientras intenta comprender la distorsionada realidad que le rodea.

«En la boca de la locura» es conocida por su atmósfera inquietante y las influencias lovecraftianas de su narrativa. La película explora temas como la realidad distorsionada, la percepción y la delgada línea que separa la cordura de la locura. Se considera un clásico de culto del género de terror psicológico y ha ganado adeptos entre los entusiastas del cine de terror.

The Descent (2005)

«The Descent» es una película británica de terror de 2005 dirigida por Neil Marshall.

La trama sigue a un grupo de amigos que se adentran en un remoto e inexplorado sistema de cuevas de los montes Apalaches. A medida que exploran las profundidades de la cueva, se dan cuenta de que no están solos y deben enfrentarse a horribles criaturas subterráneas. La película combina hábilmente el elemento de aventura espeleológica con el terror sobrenatural, creando una tensión constante mientras los personajes luchan por sobrevivir y encontrar una salida.

«The Descent» es conocida por su atmósfera claustrofóbica y su intenso suspense. La película fue bien recibida por la crítica y se ganó la reputación de ser una de las películas de terror más aterradoras de la década de 2000. Se ha convertido en un clásico del género y ha dado lugar a una secuela.

La bruja (2015)

«La bruja» es una película de terror de 2015 dirigida por Robert Eggers. Esta película encaja perfectamente en el género de terror popular.

La trama se sitúa en la Nueva Inglaterra del siglo XVII y sigue a una familia de colonos puritanos que han sido desterrados de la comunidad debido a extremas diferencias religiosas. La familia se instala en la linde de un bosque oscuro y aislado, pero pronto comienzan a producirse sucesos siniestros. La madre de la familia, interpretada por Kate Dickie, empieza a sospechar que una presencia maligna acecha en el bosque, lo que provoca tensión y paranoia en la familia.

«La bruja» es conocida por su evocador estilo visual y su precisión histórica en la descripción de la época puritana. La película explora temas como la superstición, la religión y el miedo a lo desconocido, acercándose al género de terror popular con su retrato de creencias y miedos ancestrales.

Hereditary (2018)

«Hereditary» es una película de terror de 2018 dirigida por Ari Aster. Esta película representa un ejemplo del terror popular contemporáneo.

La trama sigue a la familia Graham, que comienza a experimentar sucesos terroríficos tras la muerte de su abuela. La madre de familia, interpretada por Toni Collette, intenta descubrir los oscuros secretos de su familia mientras extraños y aterradores acontecimientos se desarrollan a su alrededor. La película explora el tema de la herencia de traumas y trastornos mentales, llevando a la familia al borde del abismo en una espiral de terror y paranoia.

«Hereditary» es conocida por su atmósfera angustiosa y su aproximación al terror psicológico. Ha recibido elogios de la crítica por su intrincada narrativa, las excepcionales interpretaciones del reparto y su capacidad para crear una duradera sensación de inquietud.

El viento (2018)

«El viento» es una película de terror de 2018 dirigida por Emma Tammi. Esta película pertenece al género de terror popular.

La trama se sitúa en la América occidental del siglo XIX y sigue a una joven llamada Lizzy Macklin, interpretada por Caitlin Gerard, que vive en una remota granja con su marido. Lizzy comienza a experimentar una serie de sucesos inquietantes y se convence de que una presencia malévola acecha en los vastos espacios abiertos que la rodean. La película explora temas como el aislamiento, la soledad y el miedo a lo desconocido en un entorno salvaje e inhóspito.

«El viento» es conocida por su atmósfera desoladora y su descripción del aislamiento en el Oeste americano. La película mezcla hábilmente elementos de terror psicológico con el folclore de las llanuras norteamericanas.

Midsommar (2019)

«Midsommar» es una película de 2019 dirigida por Ari Aster. Esta película pertenece al género de «terror popular» y ofrece una visión única e inquietante del mismo.

La trama sigue a una joven llamada Dani, interpretada por Florence Pugh, que, tras una tragedia familiar, se une a un grupo de amigos en un viaje a Suecia para participar en un festival de verano que se celebra una vez cada noventa años. Lo que al principio parece una fascinante experiencia cultural se convierte rápidamente en una espiral de horror y locura cuando el grupo se da cuenta de que las tradiciones del pueblo sueco son mucho más oscuras y siniestras de lo que habían imaginado.

El director Ari Aster crea una atmósfera opresiva a través de la fotografía, la música y el uso del simbolismo. La película explora temas como el ritualismo, la conexión con la naturaleza y la locura colectiva, elementos habituales en el cine de terror popular. La fotografía es extraordinariamente brillante y colorida, creando un marcado contraste con los inquietantes acontecimientos que se desarrollan en el pueblo.

«Midsommar» es una intensa experiencia visual y psicológica que ahonda en el lado oscuro de las tradiciones culturales y ofrece una perspectiva única del género de terror popular.

cult-movie

Santa Maud – Santa Maud (2019)

«Santa Maud» es una película de 2019 escrita y dirigida por Rose Glass. Esta película puede describirse como un thriller psicológico con elementos de terror y drama.

La historia sigue a Maud, interpretada por Morfydd Clark, una joven enfermera británica que, tras un traumático incidente en el trabajo, se convierte al catolicismo y se traslada a un pequeño pueblo para cuidar de Amanda, una mujer rica y enferma interpretada por Jennifer Ehle. Maud desarrolla una profunda obsesión por su paciente y empieza a creer que ha sido elegida por Dios para salvar el alma de Amanda.

La película explora temas como la fe, la obsesión y el engaño a través de la perspectiva de Maud, lo que la convierte en una especie de thriller psicológico. La directora Rose Glass crea una tensión constante, subrayada por una inquietante banda sonora. Las interpretaciones de los actores, especialmente la de Morfydd Clark en el papel de Maud, son excepcionales y contribuyen a crear una atmósfera inquietante.

«Saint Maud» es una película intensa que se adentra en la perturbada psicología de su protagonista mientras lidia con sus obsesiones religiosas. Es una obra cinematográfica que da cabida a diversas interpretaciones y ofrece una perspectiva única sobre la fe y la mente humana.

El faro (2019)

«El faro» (2019) es una película dirigida por Robert Eggers, conocida por el mismo título tanto en italiano como en inglés. Esta película puede describirse como un thriller psicológico y de terror ambientado en un remoto faro del Atlántico en el siglo XIX.

La trama gira en torno a dos personajes principales, interpretados por Willem Dafoe y Robert Pattinson, que son asignados para servir como guardianes de un faro durante un período de cuatro semanas. A medida que se agrava su aislamiento, surgen tensiones, paranoia y una serie de sucesos sobrenaturales. La película explora la creciente locura de los dos hombres, obligándoles a enfrentarse a sus demonios interiores y al entorno hostil del faro, en una especie de «horror popular» psicológico.

La fotografía en blanco y negro contribuye a crear una atmósfera claustrofóbica e inquietante, mientras que las interpretaciones de Dafoe y Pattinson son excepcionales y están llenas de tensión. La película utiliza un lenguaje visual y narrativo audaz, que incluye elementos simbólicos y mitológicos.

«El Faro» es una experiencia cinematográfica única, caracterizada por una narrativa apasionante y una sensación de opresión creciente. Es una película que explora la soledad, la locura y la lucha por el poder, ofreciendo un retrato intenso y oscuro de dos hombres atrapados en un entorno remoto y hostil.

Cientos de películas y documentales seleccionados sin límites

Nuevas películas cada semana. Véalo en cualquier dispositivo, sin anuncios. Cancele en cualquier momento.